sábado, 30 de abril de 2011

Hospitalidad de Santa Teresa. Cartagena.

http://www.laverdad.es/murcia/v/20100426/cartagena/alma-hospitalidad-santa-teresa-20100426.html

CARTAGENEROS EN EL CALLEJERO
El alma de la Hospitalidad de Santa Teresa
Los vecinos del barrio de San Antón han tenido siempre una sensibilidad especial en cuanto se refiere a su amor al prójimo, a los necesitados, a los desheredados de la fortuna
26.04.10 - 00:24 - JOSÉ MONERRI |
ImprimirEnviarRectificar 1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos1 votos0 Comentarios |
En Tuenti

José Jiménez Blemicht patrocinó en 1915 la casa de acogida a transeúntes
La institución tiene la Medalla de Oro de la Región y la Medalla de Oro de la Ciudad de Cartagena
Los vecinos del barrio de San Antón han tenido siempre una sensibilidad especial en cuanto se refiere a su amor al prójimo, a los necesitados, a los desheredados de la fortuna. Esta humanitaria cualidad se manifiesta vivamente en la dedicación que ofrecen cada día para el sostenimiento de la institución 'Hospitalidad de Santa Teresa». Este centro asistencial tuvo sus orígenes a principios del siglo XX. Don José Jiménez Blemicht, obrero de la fábrica del cristal, previo permiso del gobernador civil y bajo el lema 'Caridad y amor al prójimo' quiso honrar la memoria de su madre llamada Teresa.
Reunió a un grupo de hombres buenos, entre ellos al párroco, y fundó la Hospitalidad en el número 2 de la calle Hermanos Pinzón. Así lo dejó escrito Ángel Aoiz, en el libro 'Bodas de oro. Parroquia de San Antón'.
La Hospitalidad de Santa Teresa está situada en la plaza Jiménez Blemicht, que circundan las calles Salvador Escudero, José Zamora Ruiz y Hospitalidad. Vicente Villar Conesa, actual presidente de la institución, recoge todos los detalles y su evolución en su obra 'Historia de la Hospitalidad Santa Teresa: desde su fundación en 1916 hasta 1997'.
Ahí señala que se trata de una asociación benéfica cuyo fin principal es atender a transeúntes marginados. También a personas de la localidad necesitadas y que se encuentren sin techo. La asistencia es limitada a tres días. Se trata de una institución benéfica sin ánimo de lucro bajo el lema fundacional de «Caridad y amor al prójimo».
El edificio actual se compone de planta baja para alojamientos, secretaría, lavandería, cocina, comedor, aseos, vivienda para el conserje y patio; y una primera planta para despensa, sala de juntas y almacén de materiales.
A mediados de 1915 un grupo de vecinos del barrio de San Antón, apoyados por el párroco Juan Gallego, el coadjutor de éste José Algaba Navarro y el patrocinador de la idea de crear un asilo nocturno para albergar el estrato social de las posadillas, José Jiménez Blemicht, comenzó a madurar la idea.
Crearon una comisión que se preocuparía de recabar los fondos necesarios, elaborar los estatutos y buscar una sede. Para cumplir con el fin de recaudar fondos se celebraron una serie de actividades en Cine Sport, Teatro Máiquez y Casino de San Antón.
El 1 de febrero de 1916 se reunió esta comisión en la casa del párroco y en la misma determinaron el lugar donde se ubicaría dicho Asilo: un local sito en la calle Mayor 2 de San Antón, con fachada también a la calle Andújar y Ruipérez. La superficie sería de 200 metros cuadrados que habría que alquilar y adaptar para su nueva función.
Alquiler de 25 pesetas
La comisión gestora convocó una junta en los locales del Casino de San Antón el domingo 26 de marzo de 1916 y procedió al nombramiento de la directiva que, tras reñida votación, quedó constituida así: presidente, José Jiménez Blemicht; vicepresidente, Juan Gallego Alcaraz; secretario-contador, José Algaba Navarro; vicesecretario, Salvador Escudero González; tesorero, José Linares Gómez; y vocales: Fernando Costa, Pedro Hernández Conesa, Juan Muñoz Cervantes, José Corbalán Madrid, Jesús Catalá, Eugenio Escudero y Rosendo Zamora Ruiz.
Se elaboraron los estatutos y se solicitó su aprobación al Gobierno civil. Se tomó el acuerdo de llamarle Institución Benéfica Hospitalidad de Santa Teresa en recuerdo de la madre del presidente fundador, llamada Teresa.
La asociación vio la luz el 28 de mayo de 1916, en un local sito en el número 2 de la calle Mayor (hoy Hermanos Pinzón) de San Antón, local que se arrendó por un precio de 25 pesetas mensuales. Albergó durante el primer mes a 25 personas, de las cuales la primera fue Esteban López Maturana, residente en Murcia.
El arcipreste se Cartagena, Juan Manuel Pérez Gutiérrez, bendijo el local ante el alcalde, José García Vaso. En 1919 se trasladó al número 22 de la calle Roldán la Larga (hoy Salvador Escudero). En 1920 se autorizó al presidente a comparar los terrenos de la sede actual.
Esplendor y decadencia
El 18 de octubre de 1925, en un solar de 1068 metros cuadrados adquirido en 1922, situado en la plaza del Salitre (hoy plaza de Jiménez Blemicht), fue colocada la primera piedra del local actual. El acto lo presidió, en representación del alcalde Alfonso Torres, el teniente de alcalde José Mediavilla. La bendición corrió a cargo del el arcipreste de Santa María de Gracia, Francisco Cavero Tormo.
La hospitalidad ha tenido momentos de esplendor y también de decaimiento. En el año 1977, era tal el estado de ruina del edificio, que llegó a cerrarse.
Se abrió de nuevo el 31 de julio de 1979. «Últimamente -recordaba Ángel Aoiz- se ha remozado de tal manera que más que un albergue parece un hotelito».
Legado de cinco casas
El presidente fundador -y presidente perpetuo, juntamente con Manuel Peña Guixot y José Méndez Motilla- trabajaba en la fábrica del cristal y también ejercía el comercio.
Contrajo matrimonio con Socorro Jiménez, de cuyo enlace no hubo descendencia y quien tras el fallecimiento de su esposo ocupó la presidencia de la institución, compartida con Enrique de Arcos Gómez desde junio de 1946 a septiembre de 1947.
Triste acontecimiento fue el día 9 de julio de 1935, día del fallecimiento del ilustre fundador, que fue enterrado en el cementerio de San Antón. Era tal su amor a la institución por él fundada que a su muerte dejó un legado de cinco viviendas en la calle Real de San Antón, siendo en vida usufructuaria su esposa.
Jiménez Blemicht fue nombrado presidente de honor perpetuo. También fue concejal de Ayuntamiento, directivo de la Junta local de San Antón de la Cruz Roja y directivo de la Sociedad del Trabajo, que construyó para el personal obrero 67 viviendas en «El Molino» del barrio de San Antón.
Estaba en posesión de la Cruz de Beneficencia de primera clase concedida en la época de Martínez Anido como ministro de la Gobernación. La generosa labor de Jiménez Blemicht estuvo presidida por el amor a sus semejantes, sin distinción de credo y color. Como premio, el municipio dio su nombre a la plaza en la que está la moderna edificación de la institución de Santa Teresa.
La hospitalidad fue galardonada también con la Medalla de Oro de la Región, entregada el 9 de junio de 1991 por el entonces presidente de la Comunidad Autónoma, Carlos Collado. Dirigía la institución un hombre que realizó una sobresaliente labor, José Méndez Motilla.
También el Ayuntamiento distinguió a la casa benéfica con la Medalla de Oro de la Ciudad, que entregó la alcaldesa Pilar Barreiro al actual presidente de la hospitalidad, Vicente Villar Conesa, el 15 de octubre de 1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Contenidos relacionados

Contenidos relacionados